Hazte ver: Campañas antidiscriminación.

20 May 2014

Este sábado 17 de mayo se realizó la Marcha por la Igualdad, convocada por el MOVILH (Movimiento  de Integración y Liberación Homosexual), la que se enmarca dentro del día internacional contra la homofobia y la transfobia. Fueron cerca de 50 mil personas las que salieron a marchar por las calles de la capital, mientras que en algunos municipios de la región se izaba la bandera de la diversidad. Esta fue una fecha especial para la población asistente al evento, un llamado a la unidad y lucha en contra de la violencia que sufre diariamente miles de homosexuales en el país. Este mismo sentido de lucha es que se ha visto reflejada en algunas piezas publicitarias que hoy revisamos en el Museo de la Publicidad.

En el año 2010, el MOVILH en conjunto con la Embajada de los Reinos de los Países Bajos, lanzó una campaña enfocada en comunicar los derechos de los homosexuales, como también postular el rechazo ante la homofobia. Esto contempló la instalación de gráficas en buses del transantiago, como en 2 puntos específicos y claves de la ciudad, como es la Plaza Italia y Ahumada con Alameda.

MOVILH – Si te molesta el amor, hazte ver (2010)

La campaña se enfocaba claramente en entregar un mensaje totalmente directo y claro, especificado en la imagen de dos mujeres besándose, con el fin de generar impacto en la sociedad, de que nadie fuera indiferente, haciendo un llamado a reflexionar sobre los valores propios ante la diversidad.

En la otra vereda se encuentra la campaña lanzada este año por el Metro de Santiago en conjunto con el MOVILH, la que se enfoca en comunicar un mensaje en contra de la discriminación de todo tipo, donde se declaró a la estación Universidad Católica como la “estación por el respeto y la diversidad”, en la que principalmente se difundieron imágenes que fueron publicadas en paredes y vagones del metro, como también en gigantografías.

 Metro de Santiago – Cuando hay respeto, la discriminación se queda abajo (2014)

Esta campaña es más transversal en cuanto a su mensaje, debido que toma a la discriminación no solo de género, sino también en edad y en discapacidad, por lo que está menos cargado al impacto visual, en comparación a la realizada en el año 2011.

Independientemente de la diferencia de impacto que se generan con estas dos campañas, lo importante es generar conciencia sobre este tema, y que ojalá dentro de los próximos años, campañas con este mensaje no sean necesarias para combatir la discriminación.

Por Diego Sandoval

Share

Comentar

Tu email nunca será publicado.