“Felicidad” para todos por igual

50 años juntos no es menor. Acompañando las hazañas futbolísticas de nuestra selección, Coca Cola figura como auspiciador oficial de ésta, desde el año 1962, mismo año en que se realizó el mundial en nuestro país.

La gigante de las bebidas gaseosas, presente en más de 200 países, llegó a Chile en el año 1942 y aunque en esa época despertó cierta desconfianza por el hecho de confundirse con una bebida alcohólica, ya que era embotellada por Concha y Toro, logró poco a poco ganarse un espacio en el mercado chileno. Su compañía para la selección como auspiciador comienza en el 62′ y desde esa época, Coca Cola ha estado presente en cada hazaña de nuestra selección, acompañando el camino hacia ese anhelado título de campeón. Aunque a lo largo del tiempo ha compartido el auspicio con marcas de otra índole, gracias a su trayectoria se ha transformado en “un incondicional” del equipo , haciéndose siempre presente con campañas que  remarcan el esfuerzo del equipo y el apoyo incondicional de los hinchas.

 

A pesar de que todo tanto  las campañas como  la marca, nos resulten tan familiar e incluso tan propio de nuestra de identidad cabe preguntarnos ¿somos sólo los chilenos? y la respuesta inmediata es : No. Coherentemente con una estrategia de mercado  y dado por el hecho de que es una empresa internacional, en la incansable búsqueda de ampliar sus límites y obviamente aumentar ganancias, Coca Cola, se ha transformado en auspiciador  de muchas otras selecciones de fútbol. De hecho es sponsor de cuatro de las seis selecciones sudamericanas  de la Conmebol que participarán en el mundial: Argentina, Uruguay, Ecuador y Chile. Por lo tanto, su auspicio, y el aparente “apoyo” que otorga a la selecciones, es igual para todas aquellas que resulten lo suficientemente atractivas económicamente como para hacerse presente. Y así mismo lo reflejan aquellas campañas en las que se pueden ver similitudes puesto que corresponden a adaptaciones generadas para cada nación.

 

Por Camila García

Comentar

Tu email nunca será publicado.