¿Vivir o morir?: Campañas anti-tabaco

27 May 2014

Recientemente la ciudad de New York elevó la edad para adquirir cigarrillos para la población, la cual de 18 años pasó a ser de 21, logrando poner restricciones a los consumidores, los que principalmente se iniciaban en su consumo antes de los 21 años de edad. En Chile por su parte se prevé endurecer las medidas con la ley de tabaco, la que a partir de junio se espera la discusión en el parlamento, medidas que buscan, por ejemplo, la prohibición de su consumo en plazas.

A raíz de este endurecimiento en la ley, es que el Museo de la Publicidad te presenta campañas Chilenas sobre el consumo del tabaco.

Campaña MINSAL 2006

Dentro de las distintas campañas que ha realizado el MINSAL (Ministerio de Salud) durante los años, la que sigue dentro del inconsciente colectivo es la realizada el año 2006, la ya conocida campaña de “Don Miguel”. Esta fue la primera campaña que empezó a circular en las cajetillas de cigarro de todo Chile, la que principalmente muestra la repercusión a raíz del consumo de tabaco al conocido personaje, la que fue la perdida de su laringe producto del cáncer.

Es ahora difícil imaginar y comparar esta campaña con las que le sucedieron, debido a la constante evolución hacía un mensaje cada vez más directo y crudo de las repercusiones de su consumo.

Salvarte o Morir – MINSAL (2013)

La campaña realizada el año 2013 parece estar en la vereda opuesta en cuanto a lo explicito en su comunicación, la que muestra de forma directa los daños físicos, los que se ven ejemplificados en una secuencia en torno a cómo evoluciona un cáncer del pulmón en el cuerpo del consumidor, lo que provoca finalmente su muerte.

Ante esta creciente evolución y endurecimiento en su mensaje cabe hacer la siguiente pregunta: ¿Cuáles son los limites con el fin de cumplir el objetivo? Pareciera ser que el fin de generar impacto entorpece el objetivo principal de la campaña, logrando muchas veces el rechazo del mensaje.

Por Diego Sandoval

Share