Un balón hecho en casa

Reseña

Muy diferente a lo que estamos acostumbrados hoy en día, donde los balones de fútbol corresponden a un producto industrialmente elaborado y además, producido por marcas de renombre mundial, el mítico Mundial de 1962, con sede en Chile, contó con un balón oficial  de manufacturación nacional.

Manufacturada por Salvador Caussade,  en Gran Avenida en la histórica comuna de San Miguel y ensamblada en manos de Custodio Zamora Honorato, la “Crack“, nombre que recibió la pelota, se consagró como el balón oficial del Mundial de Fútbol de 1962. Estaba elaborada con 18 paneles de cuero amarillo, que intentaban mejorar la forma esférica del balón.

Este balón había sido el dueño del torneo nacional durante 18 años previos al mundial por lo que ya contaba con trayectoria suficiente como para afirmar su triunfo en un torneo internacional. Sin embargo, avanzado el Mundial,  la “Crack ” , presentó problemas de uso, obligando a los organizadores a utilizar balones ocupados en mundiales anteriores.

Así fue publicitada la “Crack”, durante el Mundial.

Crack- Balón Oficial Mundial 1962

Comentar

Tu email nunca será publicado.