¿Campañas del terror?: Publicidad anti-accidentes

La reciente aprobación por parte de la Cámara de Diputados de la comentada Ley Emilia, nos hace replantearnos la actitud que poseemos frente al volante  y cómo con el correr de los años las leyes comienzan a ser más estrictas en estos temas. Ejemplo claro es el “Plan de Tolerancia Cero Alcohol”.

La publicidad es un claro reflejo de esta realidad que hemos vivido como sociedad, formando parte cada año de las prioridades del gobierno en temas comunicacionales. La pregunta que surge es si la publicidad ha podido reflejar y generar conciencia en estos temas.

Los siguientes spots, que el Museo de la Publicidad presenta, muestran cómo la comunicación, en torno al cuidado en la conducción, ha evolucionado a lo largo de los años.

Se evidencia  a través del tiempo que la comunicación se ha ido endureciendo y explicitándose en base a un mensaje más directo y crudo. El reflejo de la sociedad en que se vive hoy se significa en la comunicación, donde para poder sobresalir ante tanta saturación de mensajes en los medios es necesario impactar y generar ruido, sea cual sea su costo, por lo que se deben llegar a producir imágenes que muestren sin filtro, la realidad que se vive.

La inquietud que deja la evolución del mensaje de accidentes de tránsito es si este tipo de tono utilizado genera finalmente mayor recordación para la población, o más bien provocan el efecto contrario: el rechazo. Éste podría ser  debido a la potencia de sus imágenes, creando finalmente un distanciamiento ante el mensaje que se intenta entregar.

Spot Carabineros (1992)

El impacto dura toda la vida (2011) – SENDA

Por Diego Sandoval