Publicidad y Tuercas

30 May 2013

Desde que existen, los vehículos particulares han sido un objeto de deseo y ciertos modelos en particular gracias a la publicidad. Hoy sin duda que lo siguen siendo, pero además, son vistos como soportes atractivos para hacer llegar mensajes publicitarios a públicos específicos. Quizás los casos más notables son los de la empresa antiplagas “Truly Nolen” (Escarabajos amarillos disfrazados de ratones) y el del MINI Redbull, entre otros.

Pero esta tarea no solos es realizada por empresas que acondicionan sus propios autos con el fin de dar a conocer. Distintas agencias ofrecen dinero a cambio de instalar en tu auto algún aviso publicitario siempre y cuando tu cacharro se adecue a lo que la agencia necesita. Nunca están de más unas luquitas extras pensando en lo costoso que se va transformando el automóvil.

Para mayor información sobre cómo instalar publicidad en tu auto pincha aquí 

A continuación les dejamos unas reliquias publicitarias relacionadas al mundo automotriz, la primera tiene que ver con un aviso de 1966 de la querida CITRONETA -el milagro francés- que permitió a la clase media acceder al tan ansiado vehículo.

La segunda es un aviso de 1944 de Ford, en donde diferentes aves se encargan de mostrar las cualidades que posee un Ford.

 Y por último, una obra de L.D.A que destaca el modelo Ford de 1929 en el centro de la ciudad de Santiago. A las izquierda las características grecas de la Iglesia San Francisco. Telón de fondo: La Pérgola de las flores.

Share

Comentar

Tu email nunca será publicado.