Mantequilla, Soprole, “Monjas”

Reseña